Planificación de una boda sin estrés y a su alcance

¿Necesita Internet más veloz?
 

Explore nuestros paquetes

 

Novios sentados uno al lado del otro

Prepárese para el gran día

Podría decirse que la celebración de su boda es uno de los días más importantes, si no el más importante de su vida, así que, por supuesto, querrá asegurarse de que sea lo más perfecta y especial posible. Como puede imaginar, esto puede acabar costándole mucho dinero. Aparte de las preocupaciones financieras, toda la planificación y los pequeños detalles pueden sumar mucho dinero fácilmente y convertirse en un gran problema, especialmente cuando se mezclan circunstancias que escapan a su control como, por ejemplo, una pandemia.

La buena noticia es que estamos aquí para ayudarle a considerar todos los detalles, bueno, sobre los cuales puede decidir. Siga leyendo para descubrir cómo puede planificar su día inolvidable con éxito y sin perder la cabeza ni vaciar su cuenta bancaria.
 

Calcule un presupuesto y la cantidad de invitados

Antes de empezar a planificar la boda, tendrá que averiguar qué tipo de boda desea, a cuántas personas le gustaría invitar, así como cuánto pueden ayudar los demás económicamente.

Determinar cuánto gastará y cuánto aportarán sus familias puede resultar en una conversación incómoda. Antes era habitual que la familia de la novia pagara todo, pero hoy en día es común que la familia del novio ayude o que la pareja de recién casados se encargue de todos los gastos.
 

Saber con qué presupuesto cuenta y la cantidad de invitados depende sobre todo de

qué tipo de boda usted aspira. Si quiere una boda sencilla y más íntima en el jardín de su casa, el presupuesto será probablemente mucho menor que si opta por una boda más grande y extravagante en un lugar elegante con una extensa lista de invitados.

A la hora de determinar el presupuesto, tendrá que tener en cuenta el costo de la comida y bebida por invitado. Además, el recuento de la lista de invitados afectará a otros detalles como la decoración, las tarjetas y los souvenirs que necesitará en función de la cantidad de invitados.

Sitios web como Zola incluyen un conjunto de herramientas de planificación en línea que funcionan como un planificador virtual para su boda. Con esto, puede personalizar y hacer un seguimiento de su lista de invitados.
 

¡Opte por la virtualidad!

Si reunir a los invitados en un lugar le parece un poco abrumador, puede considerar la posibilidad de hacer streaming de la boda a través de Zoom. Esto permitirá a sus seres queridos compartir su día especial y ser testigos de este hermoso recuerdo sin necesidad de estar presentes físicamente.

Esta opción se convirtió en una opción especialmente popular el año pasado debido al COVID-19 cuando las parejas comprometidas priorizaron la salud, la seguridad y la comodidad de sus invitados. Tenga en cuenta que el streaming de la boda a través de Zoom requiere una velocidad de Internet óptima para que los espectadores no tengan que lidiar con problemas de retardo o corran el riesgo de perder la conexión. Si decide explorar esta opción, considere la posibilidad de actualizar su Internet o hacer que el local lo haga. Sus invitados virtuales lo agradecerán.
 

¡Ahorre en papel!

Con las redes sociales y los mensajes de texto, es muy fácil mantener a todos al tanto de los próximos eventos. Use esto a su favor en lugar de enviar una invitación de "Reserve la fecha". Lo más probable es que muchas se pierdan o acaben tiradas por cualquier lugar, ya que se suelen agendar estas fechas en el iPhone o calendario personal.

En lugar de enviar estas invitaciones, guarde ese dinero para las invitaciones propiamente dichas y avise con antelación a sus familiares y amigos que el gran día está llegando por medio de mensajes de texto o Facebook.

Si quiere ayudar al medio ambiente (y a su billetera) y ahorrar un poco más de papel, deje de lado las tarjetas de confirmación de asistencia y haga un sitio web para la boda. Puede crear uno en sitios como The Knot y permitir a sus invitados confirmar su asistencia directamente allí.
 

Reduzca los costos de la comida y la decoración

Independientemente del tamaño de la boda, hay varias cosas que puede hacer para reducir significativamente los costos de la decoración, la comida y la bebida.

En cuanto a la decoración, puede encargarse usted mismo creando los centros de mesa, por ejemplo unos lindos jarrones con flores (las sintéticas son una alternativa más asequible) o considerar usar velas o fotos suyas y de su pareja en cada mesa. También puede usar estas ideas para decorar el resto del salón.

Puede comprar flores sintéticas hermosas en sitios como Afloral y The Brides Bouquet. 

El costo por invitado puede aumentar rápidamente por la comida y la bebida, así que tenemos algunas ideas para que tenga todo controlado. En lo que respecta a la comida, puede comparar varios salones de catering para obtener la mejor relación calidad-precio. Una alternativa aún más asequible es preparar parte de la comida por su cuenta, contar con la ayuda de sus seres queridos, convertir el día en una divertida comida a la canasta u optar por camiones de comida, pizzas en la playa o en el patio trasero o un evento estilo bufé.

Para contratar un camión de comida, tendrá que explorar los locales de su zona. WeddingWire tiene un artículo acerca de algunas de las mejores opciones de varios estados de Estados Unidos.

Ahora, hablemos de la bebida. La opción más asequible es prescindir por completo de las bebidas. Si esta no es una opción a considerar, puede optar por un bar con pago en efectivo, prescindir de algunas de las bebidas de primera calidad o elegir solo cerveza y vino.

Si prefiere tener una variedad impresionante de botellas de bebidas costosas como Grey Goose, Patron y similares, pero no quiere pagar una tonelada por invitado, ¡tiene otra opción! Pregunte en el local si puede suministrar la bebida. Tenga en cuenta que algunos locales no lo permiten, pero hay algunos que sí. La ventaja de hacerlo así es que puede elegir las botellas que quiere tener en el bar y quedarse con lo que sobre.
 

Sea creativo a la hora de elegir los postres

Como ya habrá visto, los pasteles de bodas pueden costar una fortuna. Ni hablar de que a algunos invitados puede no gustarle el sabor que elija, y a otros puede que no les gusten los pasteles. Por este motivo, le sugerimos que incluya otros postres que sean más asequibles, y que quizás sean los favoritos de la mayoría.

Cuando se trata de postres, ¡tiene muchas opciones! Puede tener una mesa con una variedad de pasteles diferentes, galletas, brownies, o incluso incluir una barra de helados. Y si quiere reducir costos, puede sumar algunos de sus propios productos horneados. Si no es precisamente Betty Crocker, pida un poco de ayuda a familiares y amigos que tengan facilidad para la repostería y no les importe darle una mano.

 

Sea flexible en cuanto a la fecha y la hora

Las bodas son siempre costosas, pero más aún durante la temporada alta, es decir de julio a septiembre. En cuanto a las fechas y los horarios, se suele preferir que la boda sea un sábado por la noche para que los invitados no tengan que preocuparse por salir corriendo del trabajo o tener que madrugar al día siguiente. Si quiere abaratar un poco los costos, puede celebrar la boda en temporada baja, en un día de la semana u optar por un viernes por la noche o un domingo. Si le preocupa que los invitados no quieran irse de fiesta un domingo por la noche antes de ir a trabajar, puede incluso elegir un horario más temprano que permita hacer un brunch o un almuerzo en lugar de una cena. Esto también debería reducir los costos de los platos, especialmente si se trata de un estilo bufé.

 

Encuentre el local

El precio del local varía considerablemente en función del tamaño y la ubicación. Como es de esperar, celebrar una boda en una ciudad grande como Nueva York, Chicago o Los Ángeles puede hacer que el precio se dispare en comparación con un pueblo pequeño y remoto. Celebrar la boda en un salón de baile grande o en un local lujoso también encarecerá mucho la factura de la boda.

Si no quiere celebrar su gran día en un lugar sofisticado, puede elegir un local más pequeño y/o un lugar en una zona más remota. Si la lista de invitados es lo suficientemente pequeña, puede incluso considerar la posibilidad de celebrar la ceremonia y la recepción en un restaurante.

Ahora bien, si quiere reducir bastante los costos, puede elegir un lugar muy asequible, incluso gratuito, como el patio trasero de una casa o un parque local, donde solo tendrá que pagar los cargos impuestos por el estado.

Si está interesado en alquilar un local durante el día, puede explorarlos y ver sus opiniones en WeddingWire o VenueReport. 
 

Elija un oficiante

Lo crea o no, tener un oficiante para su gran día puede ser bastante costoso. Contratar a alguien suele costar unos cientos de dólares. Si quiere olvidarse de este costo, puede pedir a un familiar o amigo que sea el oficiante en su lugar.

Esta opción no solo es más asequible, sino que esta persona probablemente los conozca mejor a usted y a su pareja y pueda hacer que la ceremonia sea un poco más personal de lo que podría hacer un extraño. También le resultará más fácil comunicar lo que siente y con qué no se siente cómodo, así como qué tradiciones o rituales matrimoniales le gustaría en la ceremonia.
 

Tenga en cuenta los souvenirs de la fiesta

Los souvenirs son un toque divertido de las fiestas y demuestran que aprecia la asistencia de los invitados. Lamentablemente, a menudo la gente se olvida de llevarlos a casa, o simplemente no son cosas que los invitados realmente necesitan.

Si quiere mantener el presupuesto a su alcance, puede considerar la posibilidad de no tener souvenirs. Si no se siente cómodo recortando los souvenirs de la fiesta, puede ofrecer regalos para cada pareja, así como para los solteros que también asistan. Puede elegir algo que sea útil para sus hogares, como portavasos y abridores de vino.

Si no le gusta eso, puede elegir algo comestible que sepa que los invitados probablemente comerán. Si opta por pasteles y galletas para la mesa dulce, puede tener bolsas de regalo personalizadas para que los invitados pueden llevarse algunos postres a casa. Esto le permitirá combinar los costos de su postre y sus regalos.
 

Regalos para los novios

Verá que los novios suelen intercambiar regalos en el gran día. Si no quieren o necesitan algo material, hablen de algo más útil a lo que pueda destinarse el dinero.

Por ejemplo, si ha estado pagando el alquiler de un apartamento y espera cambiarse a una casa, puede destinar el dinero que habría usado para los regalos a la cuota inicial o a los servicios que necesitará una vez que haga la gran mudanza (¡Hola, cable e Internet!). A menos de que sean muy generosos con los regalos, lo más probable es que esto no cubra el pago inicial o las facturas de electricidad, pero podrán destinar el dinero que hayan recibido en la boda a estas cosas también. Encontrará más consejos de Optimum acerca de las mudanzas aquí.
 

¡Feliz planificación de la boda!

Esperamos que estas ideas le sean de gran ayuda a la hora de planificar el día de su boda. Este es posiblemente el día más importante de su vida y queremos que sea lo más divertido y simple posible. Optimum le desea lo mejor en su día especial.

 

¿Listo para cambiarse a Optimum?
 
Comprar ahora
Busque ofertas exclusivas por Internet

Promociones especiales de instalación gratis si ordena por Internet.

Busque ofertas especiales en su área

¿Ya es cliente de Optimum?

Ingresar para agregar servicios mejorados a su cuenta ahora.